Seleccionar página

Los E-Commerce adaptados a tu negocio.

Hoy en día el 50% de la población española realiza sus compras a través de internet. Y este porcentaje crece cada día más. Ya no solo se adquieren artículos que no puedan adquirir en los comercios cercanos. Ahora los consumidores compran artículos de uso habitual. Realizan la compra de bienes de uso cotidiano, productos de alimentación, compra de ropa y todo tipo de artículos básicos. 

Por ello es fundamental que si tu compañía ofrece un producto o servicio, dispongas de una plataforma digital en la que tus usuarios puedan adquirirlo.

Aunque hay muchos modelos comerciales a través de los que puede realizar la venta de productos y servicios a través de internet, sin duda un E-commerce propio es la mejor opción.

Ventajas de un E-commerce propio

Crear tu propio E-Commerce posee muchas ventajas. La más destacada, sin duda, es que rompe las barreras físicas. De este modo, tu negocio tiene la posibilidad de llegar a cualquier punto del territorio deseado. Esto abre potencialmente tu cuota de mercado.Implementando un buen sistema de envíos, tus productos pueden llegar a cualquier punto del territorio.

Otra ventaja es la de poder automatizar tus procesos. Un E-commerce te permite gestionar tu stock, ventas y clientes de una manera automatizada. Esto supone un mayor control y una gestión mucho más eficaz, porque se obtienen una mayor cantidad de datos que suponen una gran ventaja a la hora de tomar decisiones en la empresa. Por ejemplo, qué productos son los más vendidos, en qué zonas del territorio se realizan mayores compras, los horarios, los comportamientos de los usuarios, etc.

Aunque existen plataformas de terceros que pueden ofrecerte un servicio de e-commerce para que pongas tus productos en venta, estos tienen una gran desventaja, la personalización. En un mundo donde los usuarios tienen contacto con miles de marcas diferentes al día, poder ofrecer una experiencia única y diferente es vital. Por ello con un e-commerce propio, puedes ofrecer a tus clientes la propia experiencia de la marca, poder personalizar, ser diferente y conectar de una manera más directa con tu público.  

Cómo tener tu E-commerce.

Para poder tener tu e-commerce es necesario tener algunos aspectos claros:

1. Un nombre, dominio y logotipo.

Escoger un buen nombre para tu marca es esencial para atraer a tu público objetivo. Es importante que tanto el nombre como el dominio (la dirección de la página web) sean cortos, de fácil memorización y que se puedan escribir fácilmente.

2. Configura un CMS

CMS (Content Management System) es un software que nos permite gestionar los contenidos de nuestra tienda, desde la publicación hasta la edición y el cambio en el aspecto visual, a través de diversas plantillas de diseño

3. Hosting de tu E-commerce

Elegir a una buena empresa de hosting garantiza una buena velocidad de conexión, lo que es clave para un excelente posicionamiento en los buscadores.

4. Organización del E-commerce

Tener la cantidad de información necesaria, que los productos sean fácilmente visibles, que los textos estén adecuadamente escritos y se ajusten a las necesidades… Todo estos son factores que pueden diferenciar una buena tienda virtual de una mala.

5. Anclar una plataforma de pagos

Existen diversos métodos de pago para las transacciones online. Lo ideal es que ofrezcas la mayor cantidad de opciones para tus clientes, pues en un e-commerce, se trabaja con un público muy variado. 

 

Nosotros nos encargaos de todo

En moovity somos expertos en la creación de E-commerces que se adaptan a las necesidades de tu empresa y a las exigencias de tus clientes.

Contacta con nosotros para que podamos ayudarte en la creación de tu tienda virtual.